96.531.05.50 - Plaza de España, 1, 03360 Callosa de Segura info@callosadesegura.es

ACTIVIDADES PARA HACER EN CASA BASADAS EN EL RECICLAJE

1   | ANTECEDENTES

El reciclaje es uno de los valores más importantes que podemos enseñar a nuestros hijos. Cuidar del planeta es una responsabilidad de todos, pero sobre todo para que ellos, en el futuro, puedan seguir contribuyendo a esta labor.

Las botellas y los vasos de plástico son un material ideal para hacer manualidades de reciclaje a la vez que ayudamos a cuidar el medio ambiente.

Con el reciclaje y la reutilización podemos hacer multitud de objetos creativos a los que dar uso día a día en esta época de confinamiento que vivimos, mientras enseñamos a los niños la importancia de aprender a reciclar mientras tus hijos desarrollan sus capacidades creativas.

2   | MANUALIDADES BASADAS EN EL PLÁSTICO

Gafas divertidas con vaso de yogur. Materiales

  • Un envase de yogur o petit suisse
    • Cartulina negra
    • Pegatinas
    • Purpurina
    • Tijeras
    • Pegamento

(Consejos: si el vaso de yogur es blanco, puedes pintarlo del color que prefieras con pintura acrílica).

Paso a paso

  1. En una cartulina negra, dibuja las piezas de las gafas adaptadas a la medida de los niños. Dibuja dos rectángulos, unidos por el centro, con esquinas redondeadas y el interior vacío, para los ‘cristales’ de las gafas, y las patas.
  • Decora las gafas como más te guste, con pegatinas y purpurina. También puedes usar pintura o lo que más te guste.
  • Lava bien el envase de yogur y sécalo. Haz dos agujeros a los lados para poder respirar, con ayuda de una tijera.
  • Echa pegamento en el borde del yogur y pégalo en el centro de las gafas, entre los dos rectángulos.
  • Comprueba la longitud de las patillas (si no es correcta, recórtalas un poco). Pega las patillas a los lados de las gafas con un poco de pegamento, no te olvides de dejar unas pequeñas pestañas para poder pegarlas sin problemas. También puedes usar goma elástica en lugar de las patillas.

Juego de memoria con tapones de plástico.

El juego de la memoria es un clásico. Es tan popular no sólo porque es un juego sencillo y fácil de realizar en casa, sino también porque ayuda a estimular la concentración y la atención del niño. Y, por supuesto, le ayuda a potenciar su memoria.

Materiales

  • 8 o 16 tapones de botella de plástico
    • Tijeras
    • Rotulador
    • Cola blanca
    • Celo
    • Pintura del color que se desee
    • Pegamento
    • Cartulina de colores

Paso a paso

  1. Pintamos todos los tapones del color que más te guste.
  • Utilizamos un celo como plantilla para hacer redondeles sobre cartulinas o papeles de colores.
  • Pinta parejas de dibujos en los círculos.
  • Pega los dibujos en la cara interna de los tapones y… ¡que os divirtáis jugando!

Reglas de juego

  • Un jugador: Coloca los tapones boca arriba con las imágenes mezcladas. Mira las fotos y memoriza las parejas coincidentes. Da la vuelta a todos los tapones. A continuación, para buscar las parejas solo puedes voltear dos tapones cada vez. Si las dos imágenes no son coincidentes debes ponerlos de nuevo boca abajo. El juego termina cuando consigas destapar todas las parejas.
  • Dos jugadores: Comienza el juego con todos los tapones boca abajo. Primero se elimina un tapón al azar, sin mirar su imagen. Luego divide los tapones restantes en dos grupos, uno para cada jugador. Obviamente, un jugador tendrá un tapón más que el otro. Los jugadores mirarán sus respectivos tapones y podrán eliminar todas las parejas coincidentes, antes de dejar todos los tapones de nuevo boca abajo. A partir de ahí, por turnos, cada jugador puede coger un tapón del oponente. Ganará el jugador que pueda eliminar antes todos sus tapones haciendo pareja con los tapones que retira al contrincante.
  • Dos o más jugadores: Comienza el juego con todos los tapones boca abajo, de modo que nadie tiene conocimiento de los pares coincidentes. Por turnos, cada jugador puede voltear dos tapones a la vez. El jugador los puede mantener boca arriba si son coincidentes, si no los deja boca abajo. El que forme más parejas se llevará la victoria.

Maracas para niños con material reciclado.

Original manualidad infantil de reciclaje que podemos hacer fácilmente en casa con los más pequeños. Ideal para explicar a los niños la importancia de respetar y cuidar el medio ambiente.

Hacer esta manualidad de unas maracas caseras con unos vasos de plástico ayudará a los niños a desarrollar la creatividad y la psicomotricidad, llevando el ritmo. Además, está demostrado por psicólogos a nivel global que la música estimula la inteligencia de los niños al mejorar la habilidad para resolver problemas matemáticos y de razonamiento complejos (patrones rítmicos).

Materiales

Dos vasos de cartón o de plástico Pintura de colores

Arroz

Cinta adhesiva Rotuladores

Paso a paso

  1. Pintamos los vasos de los colores que se deseen.
  • Decoramos los vasos con pegatinas o hazles dibujos con rotulador.
  • Llena un tercio de un vaso con arroz.
  • Une los vasos con cinta adhesiva.

3   | MANUALIDADES CON CAJAS DE HUEVOS

Camión de bomberos.

Uno de los juguetes favoritos de muchos niños son los camiones de bomberos. Además, en estos tiempos los cuerpos de seguridad se han convertido en los héroes de los más pequeños. Con esta idea, vamos crear nuestro propio camión de bomberos, pero uno muy especial, para que los niños jueguen con juguetes caseros hechos de material reciclado.

Materiales

  • 2 hueveras
  • Tijeras
  • Pintura roja, color carne, blanca y negra
  • Pincel
  • Rotulador negro
  • Cola blanca
  • 8 tapones de botella
  • 2 bolas de poliestireno, pin-pon o cualquier otro material disponible

Paso a paso

  1. Pinta una caja de huevos de color rojo. Recorta una segunda caja de huevos a la mitad y pinta parte de ella de rojo, excepto dos de las hueveras, que serán de color negro.
  • Pinta de negro 8 tapas de botella. Dos de ellas serán el gorro de los bomberos (que puedes pintar de rojo) y las restantes, las ruedas del camión.
  • Pinta de color carne 2 bolas de poliestireno. Después, con un rotulador negro, dibuja ojos, boca y bigote.
  • Pega las bolas de poliestireno o de pin-pon sobre las hueveras de color negro y con pintura blanca dibuja los botones de los bomberos.
  • Pega los gorros de los bomberos sobre las bolas de poliestireno o de pin-pon y en los laterales del camión realiza cortes para encajar el resto de tapones a modo de ruedas.

Gusano de cartón.

Con esta manualidad para niños, los más pequeños podrán crear elementos decorativos para una fiesta o para su cuarto. Además, aprenderán el valor de reciclar elementos y podrán desarrollar la creatividad.

Materiales

  • 1 huevera tamaño docena o dos de media
  • 1 pajita de plástico
  • Témperas
  • Pinceles
  • Pegamento
  • Tijeras

Paso a paso

  1. Cortar la huevera a la mitad transversal (en vertical). Si se tiene una huevera de media docena, intentar no romper la unión de las dos partes.
  • Pintar la huevera de verde porque será el cuerpo de la oruga.
  • Decorar con formas y colores la huevera.
  • Pintar en la parte delantera dos ojos grandes de color blanco y negro.
  • Cortar dos trozos de la pajita, de unos 5 cm. de largo. Hacer dos agujeros pequeños sobre los dos ojos e introducir las pajitas para hacer las antenas.

Tortuga de cartón.

En esta ocasión, proponemos a que los niños elaboren, ellos solos o con la ayuda de sus padres, esta divertida tortuga que puede servir para guardar objetos, y así aprendan la importancia del reciclaje y aprovechar todo: cajas de cartón, botellas de plástico, botes de latas… para pasar un rato y divertirse.

Materiales:

  • Envase de cartón de 6 huevos
  • Cartulina de color verde
  • Papel de periódicos
  • Pegamento
  • Tijeras
  • Témperas de colores
  • Pinceles
  • Ojos de plástico (si se dispone de ellos, si no se pueden pintar)
  • Rotuladores indelebles

1.  Poner patas y cabeza a la tortuga

Recortar en la cartulina cuatro patas y una cola para la tortuga, y pegarlas por tres de los lados del envase de huevos. Enrollar algunas hojas de papel de periódico dándole el formato de cuello y cabeza de tortuga y pegarla al lado opuesto de la cola. Mezclar un poco de cola vinílica con un poquito de agua o usar simplemente cola blanca y pincelar la cabeza. Esperar que se seque.

2.  Pintar la cara y el caparazón de la tortuga

Una vez que la tortuga esté seca, pintar la cabeza del mismo tono de verde que el de las patas. Dejar secar. Luego, se pega los ojos y se pinta boca con un rotulador negro, una nariz y mofletes con la témpera. También se pinta algunas pezuñas en las patas y algunos detalles en la cola. Para terminar, pintar la caja de color naranja y decorar lo demás al gusto.

3.  ¡La tortuga está hecha!

Y aquí tenemos una coqueta y alegre tortuga para jugar como también para decorar la habitación de los niños. Se puede utilizarla para guardar pequeños objetos como clips, lápices, gomas, etc.

Share This