Medio físico


La adaptación de los seres vivos a las condiciones climáticas, el tipo de sustrato, la orografía del terreno y la situación geográfica,  condicionan la presencia en el paraje de determinadas especies tanto vegetales como animales.

El clima local es marcadamente semiárido, siendo éste el Paraje Natural Municipal  que mejor representa este tipo de ambiente, las precipitaciones rara vez superan los 400 l/m2 al año y se concentran en las estaciones de otoño y primavera, las temperaturas también se caracterizan por  ser muy altas en la época estival alcanzando los 40ºC en verano y con escasas heladas en invierno.

El déficit hídrico se ve paliado en esta zona por el agua de condensación proveniente de la brisa marina gracias al viento de levante que aporta humedad dada la orientación y cercanía de la sierra al mar que se encuentra a escasos 20 km.

La escasez de las lluvias a lo largo del año, las elevadas temperaturas y la consiguiente evapotranspiración, son factores que repercuten sobre el desarrollo vegetal provocando largas temporadas de falta de disponibilidad de agua y condicionando el tipo de especies presentes,  que han de estar necesariamente adaptadas a estas condiciones tan extremas. Precisamente esta circunstancia hace que aparezcan variadas adaptaciones lo que se traduce en una elevada biodiversidad.

La Orografía es otro factor determinante para los seres vivos, especialmente para los vegetales, la orientación de las laderas, (al sur ó al norte), marca grandes diferencias en cuanto a la insolación y la humedad, fenómeno conocido como solana-umbría lo que hace que en determinadas zonas de la misma sierra las condiciones sean muy diferentes.

Las elevadas pendientes favorecen los procesos erosivos y dificultan la formación de suelos evolucionados por lo que la falta de suelo y el constante riesgo de erosión son también factores que limitan la presencia de bosquetes de especies arbóreas. Por otro lado la abundancia de cantiles rocosos y escarpadas paredes permite la existencia de una gran diversidad de plantas rupícolas (de roca), algunas de ellas endémicas y la de especies de aves rapaces que las usan como atalayas ó zonas de nidificación, como las águilas perdiceras.

Los materiales rocosos que afloran a la superficie de la sierra son sedimentarios (Calizas dolomíticas), éstas rocas son permeables y tienen la capacidad de disolverse por la acción de reacciones químicas en las que interviene el agua, por esta razón abundan las cuevas y cavidades, cuando el agua que cae sobre la sierra es absorbida por esta va filtrándose en su interior hasta estratos inferiores en los que aparecen rocas metamórficas (Pizarras, esquistos…), que son impermeables, por este motivo la sierra presenta importantes acuíferos.

Volver Atrás

Website Security Test