96.531.05.50 - Plaza de España, 1, 03360 Callosa de Segura info@callosadesegura.es

Proyecto de abastecimiento de Aguas de Callosa de Segura de 1927.

Redactado por el Ingeniero de Caminos D. Sebastián Canales, fue un encargo que le hizo el Alcalde D. Carlos Galiana Manresa, para reducir el importe al presupuesto del “Proyecto de Abastecimiento de Aguas”, presentado por el Ingeniero de Caminos Don Camilo Mazzuchelli.

Según se desprende de la memoria de dicho proyecto, hasta la fecha, mayo de 1926, no se conocía noticia de que se hubiera pensado en Callosa de Segura de una manera seria en proveerla de un sistema de abastecimiento de aguas.

Por aquel entonces, sólo se preveía de agua de modo insuficiente por medio de pozos de donde se llevaba el agua a los domicilios en cubas y cántaros. El agua se extraía de los pozos por medio de cadenas-hélices, accionadas por motores eléctricos de 3 kilovoltios, y se almacena en unos depósitos de los cuales se sacaba el agua por medio de un grifo, donde se llenaban las cubas y cántaros para transportarla a las casas.

Los pozos que abastecían la ciudad eran, en la parte más alta de la ciudad, los de Trinitario Sebas, situados en las casas del lado izquierdo de la Rambla en la parte Alta. Enfrente de estos, en el margen derecha de la Rambla, estaba el de Juan Díaz Miras.

En la carretera de Alicante, estaban los pozos de Diego Pina y el pozo de Manuel Marín Barnuevo, destinados al consumo, al riego y, uno de ellos, a lavadero. Y junto al Cementerio, en la carretera a Murcia, estaba el de José Escudero.

El agua se vendía por los dueños de los pozos a 5 céntimos de peseta cada dos cántaros y en las casas a 5 céntimos cada cántaro. Siendo el volumen de cada cántaro de unos 8 litros, con un coste al consumidor por metro cúbico de agua a 6,25 pesetas en su casa y en la boca del pozo a 3,125 pesetas.

Según la memoria, “el agua que se saca es clara, transparente, limpia, inodora, insípida, disuelve bien el jabón y cuece bien las legumbres, y durante mucho tiempo viene sirviendo para el abastecimiento de la ciudad en buenas condiciones y sin haberse tenido indicios ni probabilidades de contaminación.”

AMCS. AM-246-4.

Share This