Farolata

Farolata

Consiste en una romería  cívica protagonizada por los niños de la localidad que, acompañados por toda su familia, hermanos, padres, abuelos, etc., portan una caña de cuyo extremo pende un farol chinesco de distintos colores iluminado tenuemente por la luz de una vela.

El recorrido transcurre desde la Plaza de España o de la Iglesia hasta el jardín Glorieta. La Farolata suele ir encabezada por “la charamita” ataviados de traje típico haciendo sonar su dulzaina y tamboril, a cuyos sones discurren los “gigantes y cabezudos”.

Los orígenes y antigüedad son desconocidos, pero los ancianos la recuerdan de su niñez. Con bastante probabilidad pueden ser reminiscencias de las grandes fiestas celebradas en 1798 para conmemorar la inauguración de la nueva Ermita del Patrón San Roque, en las que la población participaba con farolillos en los actos para alumbrarse.

Volver al índice