Gigantes y Cabezudos

Gigantes y Cabezudos

Sin duda, constituye una de las tradiciones populares más queridas y celebradas por los callosinos durante las fiestas patronales en honor a su patrón San Roque.

Básicamente representa un ritual callejero con el que los niños se ilusionan al ver a los simpáticos  personajes salir del Ayuntamiento y, tras los típicos regalos con la simpar música de la dulzaina y el tamboril, empieza la cabalgata y, los niños, unos acompañados por sus padres y otros en grupos de amigos recorren la carrera que cada día va cambiando para mayor goce del pueblo infantil. Los personajes que intervienen en este singular espectáculo lo hacen bailando y animando o persiguiendo a la gente que acude a la celebración.

El desfile lo componen personas disfrazadas con enormes cabezas de cartón piedra (los llamados “cabezudos”) y unos muñecos de gran tamaño que suelen emular a reyes y reinas, denominados “gigantes”.

Volver al índice