La Pasión

La Pasión

(Declarada de Interés Turístico en el año 1982)

A finales de la Edad Media empezó a proliferar, en la mayor parte de nuestra geografía, el teatro religioso. Estas representaciones se centraban, en un primer momento, en los ciclos litúrgicos más importantes (Navidad y Pascua de Resurrección) para ampliarse, más tarde, a las fiestas de la Asunción y del Corpus Christi. Concretamente, el Ciclo de Pascua de Resurrección, encierra una gran multitud de obras dramáticas, llamadas genéricamente “pasiones”, que iniciándose en Cataluña, se extienden a las distintas regiones españolas.

La puesta en escena de cualquier pasión, y por lo tanto también la nuestra, tiene dos características esenciales: el realismo dramático y la voluntad de despertar la piedad del espectador.

Páginas: 1 2 3 4

Volver al índice