Partir la Vieja

Partir al Vieja

Callosa de Segura guarda como un tesoro tradiciones ancestrales depositadas fundamentalmente en el pueblo llano, gracias al cual se han conservado para seguir ofertando cultural, festiva y turísticamente estas manifestaciones antropológicas de gran riqueza.

En esa dinámica se halla la tradición de “Partir la Vieja” que encuentra en Callosa el último reducto superviviente en la Vega Baja del Segura y que procedemos a explicar en pequeños bloques para que su significado cultural sea entendido de la mejor forma posible.

LA CUARESMA

Período de cuarenta días que abarca desde Miércoles de Ceniza hasta el Domingo de Ramos, dedicado a la meditación, oración, etc. Antiguamente era un período muy rígido en cuanto a la vida y costumbres de la sociedad pues no se podía hacer manifestaciones de alegría (bailar, cantar, hacer fiestas, etc.). Se limitaban drásticamente las costumbres gastronómicas (ayunos, prohibición de comer carne, etc.) afectando directamente a toda la población dada la  gran implicación de lo religioso y lo social.

LA VIEJA

La gente llana del pueblo era poco amiga de estas seriedades y rigores de la Cuaresma y, asignando a este período la denominación de LA VIEJA, personaje por lo habitualmente seria, poco alegre y  muy estricta  y rigurosa con las costumbres.

PARTIR LA VIEJA

Expresión de cuño popular empleada para referirse al día que marca la llegada de la mitad justa del riguroso tiempo de Cuaresma (Partir = llegar a la mitad; la Vieja = la Cuaresma) y que siempre suele coincidir en  el tercer miércoles después del de ceniza. Se celebra desde tiempo inmemorial y es como una pequeña licencia o dispensa que se toma la gente ante la alegría de ver que se llega y sobrepasa la mitad de ese rígido tiempo de Cuaresma

Páginas: 1 2

Volver al índice