Pastorela

Coro en la Misa Pastorela

La música popular callosina está íntimamente ligada al ámbito religioso. El Rosario de la Aurora, La Pasión, la Pilarica o los villancicos navideños son muestras definitivas de estas manifestaciones. La afición por la música navideña, por los villancicos, es muy importante entre nuestros mayores (en muchas ocasiones no tan mayores) por lo que es posible afirmar que, este apego por los cánticos navideños, es una de las tradiciones vivas de nuestra ciudad. Estas expresiones musicales se encuentran íntimamente ligadas a la tan apreciada Misa Pastorela de Callosa de Segura.

A través de datos transmitidos oralmente por personas muy veraces de nuestra localidad, se conoce que las partituras de la “Misa Pastorela” llegaron a Callosa en el siglo XVIII procedentes de Andalucía, o mas concretamente, de Sevilla. Al parecer, un sacerdote callosino hizo un viaje a Andalucía y asistió a misa en una iglesia de la capital hispalense uno de los días del ciclo navideño. Éste escuchó la Misa Pastorela que cantaba el Sochantre y le fascinó, por lo que solicitó la partitura y la trajo a su regreso a Callosa.

Se trataba del género musical que popularmente se utilizaba en la mayoría de las iglesias: el llamado Canto Llano, el cual comportaba siempre el órgano de tubos o un armonio de bastante sonoridad.

El Sochantre, pieza insustituible en el personal auxiliar de cualquier iglesia, fuera o no parroquial, ayudado por un monaguillo dotado de buena voz, cantaba, sostenido por el órgano, un versículo de la parte litúrgica que correspondía a la época, al cual seguía un intermedio musical improvisado por el organista mientras el Clero recitaba el versículo siguiente, y cuya calidad dependía del estado de ánimo y pericia del organista.

Páginas: 1 2 3

Volver al índice