Gastronomía

Gastronomía callosina

Uno de los recursos importantes de nuestra oferta turística es, sin duda, la gastronomía.

La riqueza gastronómica de Callosa de Segura es tan variada como lo son sus paisajes y productos. Es típicamente mediterránea, con recetas de antaño y costumbres alimenticias que han permanecido inalterables durante siglos; recetas donde se funden la cocina tradicional y la moderna. En definitiva, deliciosos platos que encontramos en cada uno de los bares y restaurantes de la localidad.

La herencia que nos han dejado las distintas culturas y pueblos asentados en la región se puede comprobar en multitud de platos que aún hoy perduran, tales como el “Arroz con costra”, “Bacalao meneao”, “Gachas con arrope”, o “Almojábanas callosinas”.

Nuestra gastronomía se ha convertido en un motivo más para alentar el viaje de los aficionados a comer bien y comer mucho. Desde nuestro Mercado de Abastos, la ciudad ofrece todos sus productos frescos recién salidos de la huerta decorando los bares y restaurantes.

No debemos olvidar que, la gastronomía, es la expresión cultural de un pueblo en la mesa y, en el caso de Callosa de Segura, su historia, su situación geográfica, su clima y la fertilidad de su huerta la han dotado de una enorme calidad y variedad muy apreciada por los visitantes.

Es imprescindible probar las distintas variedades de arroz de la zona, ya que se prepara con los mejores embutidos de elaboración casera. Además se pueden degustar platos como guisado de “pava negra borracha”, el cocido con “pelotas”, el “bacalao meneao”, “gachas con arrope” y un largo sinfín. Y para postre, un amplio surtido de pasteles y dulces apropiados para cada época del año, entre los que cabe destacar la “torta boba”, “leche asada” los “pasteles de gloria” y las “tortas de calabaza con miel”.

Aunque quizá no constituyan el aspecto más destacable de la gastronomía callosina, las tapas que se sirven en los bares de nuestra ciudad junto con el chato de vino o la caña de cerveza resultan una apetitosa forma de despertar los sentidos de la gran cantidad de viajeros que acogemos durante todas las épocas del año.

En este segmento gastronómico encontraremos de todo: desde las tapas más tradicionales y perfectas hasta las más imaginativas innovaciones.

Todo ello en el escenario que una ciudad como Callosa de Segura, con sus calles, sus museos y monumentos, su clima y sus gentes, ofrece al visitante.

Volver al índice