96 531 05 50 - Plaza de España, 1, 03360 Callosa de Segura info@callosadesegura.es
  • El Ayuntamiento  realizará bonificaciones en el impuesto de vehículos para híbridos y eléctricos

El Alcalde de Callosa, Manuel Martínez y el Teniente de Alcalde de Hacienda, Trino Grau han presentado esta mañana las modificación propuestas en los impuestos del IBI y el de vehículos (IVTM) que serán aprobadas en el pleno del próximo miércoles 26 y que entrarán en vigor a partir del 1 de enero de 2023.

El impuesto de bienes inmuebles (IBI) tendrá una bajada general para toda la ciudadanía en la parte del gravamen municipal pasando del 0,88% al 0,85%. “Esta rebaja supone un descenso de 150 mil euros en la recaudación del Ayuntamiento en 2023, una cantidad muy importante para una Ayuntamiento como el nuestro”, indica el concejal de Hacienda.

Para el IBI se incrementan las bonificaciones a las familias numerosas de Callosa de Segura. Hasta la fecha, la bonificación es del 50%, para aquellos con viviendas con valores catastrales inferiores a 25 mil euros. “Ahora- indica el Alcalde de Callosa- ampliamos la bonificación para aquellas familias numerosas cuya vivienda tenga un valor catastral igual o inferior a los 80 mil euros. De esta manera, llegamos a muchas más familias de Callosa que van a poder acogerse a la bonificación del 50%”.

Martínez Sirvent ha subrayado que “para 2023 introducimos una bonificación muy importante del 35% para las familias que cuenten con instalaciones fotovoltaicas para calefacción o consumo propio, y puedan certificar que han realizado la instalación de manera voluntaria, sin requerimiento de la administración o en cumplimiento de la ley”.

Por su parte, el concejal de Hacienda ha remarcado que “en el impuesto de vehículos se mantienen los gravámenes actuales y se añaden bonificaciones del 50%, durante 4 años, para los vehículos eléctricos. Y bonificación para los coches híbridos del 25% el primer año, 20% el segundo, 15% el tercero y 10% el cuarto año”.

Por su parte, los coches históricos seguirán manteniendo la bonificación del 35%, que se retira a los vehículos de más de 25 años, por su alto grado de emisiones.

El Alcalde de Callosa sostiene que “con  esta bajada de impuestos, llegamos a todos los callosinos de una manera u otra, y ampliamos las familias que pueden acogerse a las bonificaciones ya sea por ser numerosas o por instalaciones fotovoltaicas, además de premiar a los coches eléctricos e híbridos”.