96.531.05.50 - Plaza de España, 1, 03360 Callosa de Segura info@callosadesegura.es

Iglesia Arciprestal de San Martín

La Iglesia Arciprestal San Martín Obispo, es sin duda el edificio de mayor valor histórico y arquitectónico de nuestra ciudad como lo demuestra el hecho de haber sido declarado Monumento Histórico Artístico Nacional por Real Decreto 2865/1980 de 14 de noviembre.

El templo actual es la segunda de las edificaciones que sobre el mismo solar se han levantado en honor a su titular.

Los orígenes del templo de San Martín se remontan al 11 de noviembre de 1265, cuando el rey Jaime I el Conquistador dedica la mezquita a templo cristiano, y al coincidir el día de la entrada de tropas cristianas con la festividad de San Martín, se puso el nombre de dicho santo al primer templo de Callosa de Segura.

Luego vendría un templo gótico, cuya existencia duró de 1281 a 1494, que sería de una sola nave. Desaparecido aquel templo gótico, se empezó a construir la obra de fábrica actual, calificada como obra capital del Renacimiento español.

Se ignora el nombre del arquitecto que diseñó los planos, si bien la obra principal se terminó en el año 1553 por el maestro Alonso de Arteaga, tal y como atestigua una placa en la fachada original (actualmente en el interior del campanario).

El largo período de tiempo empleado en la construcción de nuestro templo ha permitido que en él estén representados diversos estilos artísticos: Gótico, Renacentista, Barroco y Neoclásico, aunque se puede afirmar de forma categórica que su fama se debe al excelente interior renacentista que posee.

Exteriores

La iglesia se encuentra rodeada por una plaza circunvalada con doce columnas de mármol de una pieza con arcos de hierro de una a otra y asientos de piedra. El artístico enlosado a base de un precioso mosaico de piedras se realizó en el año 1956 y, entre las grecas, reproduce los escudos de la Parroquia y de Callosa.

La Portada

Pertenece al estilo gótico – plateresco y aparece flanqueada por sendos pináculos. Presenta doble puerta de acceso con parteluz central donde se encuentra la figura de la Santísima Virgen. En las jambas, consolas y doseles se albergan las figuras de los cuatro evangelistas. En la parte superior aparece un friso de santos y sobre éste, en latín, la inscripción “Esta es la Casa de Dios y la Puerta del cielo”. El tímpano está decorado con casetones y entre los arcos góticos se representa una arquivolta con motivos frutales y otra con monstruos y figuras humanas. El último arco es de ángeles en cuya unión se encuentra el Padre Eterno. La portada se completa con dos escudos que representan el del Emperador Carlos V y el del Escudo de Callosa.

Interior

El interior goza de gran equilibrio y unidad, no rotas por la decoración de estilo rococó a base de pan de oro que enmarcan las bóvedas, decoran los muros o culminan las claves con soles tallados en madera de los que penden ángeles que crean un cielo ficticio, típico de la teatralidad de un mundo barroco.

Lo que realmente llama la atención e imprime una belleza especial al conjunto son las 18 columnas de orden corintio que sustentan las bóvedas vaidas del templo, siendo seis de ellas exentas. Todo ello, unido a la igualdad de altura de las tres naves, dota al espacio interior de una diafanidad sorprendente. Tiene el estilo de las iglesias italianas del Cinquecento.

Además, existe un importante número de capillas o pequeños altares adosados a los muros laterales del templo, con escasa profundidad. Éstos albergan imágenes de gran belleza de los artistas más afamados. Entre los altares existentes podemos destacar:

Altar de la Macarena. Bendecido el 27 de marzo de 1999, el retablo es obra de los Hermanos Noguera de Espinardo, Murcia,  siendo realizado en talla de madera, sobe tablero marino, con terminación en lámina de hojilla de oro envejecido. Formado por un altar, cuatro columnas corintias con hornacina y arco de medio punto. La imagen es de 1996, siendo completada, en 1997, con una corona realizada en pedrería y los ángeles en plata y, en 1999, con una diadema de plata maciza bañada en oro.

Altar de la Virgen de Fátima. Es una clara muestra de las capillas de la obra original. Alberga una imagen de dicha advocación, donada en octubre de 1951 por D. Fernando Barros Carvallo.

Altar Ntra. Sra. Del Rosario de la Aurora. Alberga la imagen de gran advocación callosina adquirida en 1940 para la Cofradía del Santo Rosario de la Aurora al Taller de Peris de Valencia por el Sr. José Cascales Salinas.

Altar de las Almas del Purgatorio. Es un magnífico lienzo del pintor Muñoz, costeado por D. Tomás Salinas Pastor en 1940, siendo uno de los que más devoción ha gozado entre los callosinos.

Altar del Ecce-Homo. Recoge la magnífica obra escultórica del Ecce-Homo que procesiona la cofradía del mismo nombre en Semana Santa. La talla es obra del escultor valenciano Félix Ponsoda y se alberga en un retablo realizado en 1951 por el escultor murciano José Noguera Valverde. Entre dos columnas corintias la hornacina y en su parte inferior sendos relieves sobre la caída y el calvario de Cristo en madera dorada y policromada.

Altar de San José. Tanto el retablo como la imagen son obra del artista valenciano José Rabasa Pérez realizado en 1959.

Altar de Santa María Magdalena. Alberga una magnífica imagen procesional de la santa, obra de Ignacio Pinazo Martínez, de Godella (Valencia) realizada en 1956.

Capilla de la Soledad. Este espacio fue la antigua sacristía hasta 1738. Alberga las imágenes de Ntra. Sra. De la Soledad, obra de los talleres Peris de Valencia de 1940, descansa sobre altar de mármol realizado en 1976 que ostenta el escudo de la ciudad en metal. Presidiendo el espacio se encuentra el altar de Nuestro Padre Jesús, imagen de talleres de Peris 1940 enmarcada en un sencillo retablo realizado en el año 1990 por el tallista murciano Juan Cascales Martínez. Ubicada bajo la mesa del altar de Nuestro Padre Jesús, se encuentra el altar del Santo Sepulcro, talla anónima de 1940 ó 1941.

Altar Mayor. Bajo el ábside semicircular de casetones se encuentra un tabernáculo que viene a suplir en enorme retablo barroco desaparecido. El actual es obra del retablista valenciano Francisco Garcés Martínez, realizado en 1965. En la parte derecha se encuentra una imagen del patrón de la ciudad San Roque, obra del mismo autor que el altar. En la parte izquierda del mismo se encuentra expuesta una de las joyas de la parroquia, se trata de la imagen del titular San Martín, Obispo de Tours, realizada en bronce cincelado y dorado al fuego. En la parte superior corona el altar, compuesto de un juego de columnas, la imagen de la Inmaculada Concepción rodeada de ángeles.

Capilla de la Inmaculada. En ella se expone la imagen de la Purísima Inmaculada. La talla es obra del escultor valenciano Pío Mollar siendo realizada en 1942. En 1948 se colocó el nuevo retablo obra del murciano Luis Vidal Nicolás.

Altar del Sagrado Corazón de Jesús. En él se da culto a la imagen realizada por el taller de Peris de Valencia en 1940.

Altar de la Virgen de los Desamparados. En él recibe culto una imagen realizada en 1951 por el escultor murciano José Noguera Valverde, autor también del retablo.

Altar de la Virgen del Carmen. Recoge una imagen realizada en Murcia en 1940 de autor desconocido y recogida en un bello tabernáculo realizado por el orfebre valenciano José Bonacho en 1953.

Altar de la Virgen del Perpetuo Socorro. Sufragados por devotos de la advocación, el icono de la Virgen fue realizado por Encarnación González de Granada y el altar y retablo por el retablista murciano D. Luis Vidal Nicolás en 1947.

Altar de la Virgen del Pilar. Recoge la advocación nacional con una imagen realizada en talleres de Olot. El retablo es obra del valenciano José Rabasa Pérez de 1958.

Altar de San Francisco de Paula. Advocación que desde 1761 tuvo altar y capilla en este templo situado hasta 1915 en lo que hoy es altar de San José. La actual imagen no posee retablo ni exorno alguno.

Altar de San Juan o Baptisterio. Data de los primeros tiempos en que se construyó el templo. El lienzo es obra del pintor D. Pedro Pérez Doló, que lo realizó en 1940. La pila bautismal es de mármol rojo de Novelda.

Altar del Cristo del Silencio. Recoge la imagen del Cristo Crucificado de talleres de Olot que sufragó Dña. Rosario Poveda Murcia en el año 1940 y realiza su desfile el jueves Santo con el trayecto completamente a oscuras.

 

Ubicación en el mapa

Share This